Pros y contras de Wordpress

¿Es Wordpress la mejor opción para desarrollar tu sitio web?

Los CMS están pensado para poder autogestionar los contenidos de un sistema web. Por lo tanto, un buen CMS permite que cualquier persona que sepa cómo funciona pero que no sepa nada de programación, pueda crear y editar páginas de un sitio web.

Es normal que para la creación de sitios webs corporativos o que se limiten a mostrar páginas con texto formatado e imágenes, sea la solución ideal. Lo que ya es más discutible es discernir cuándo es más propicio basarse en un CMS para llevar a cabo un desarrollo a medida y cuándo no.


Aquí listaremos los que consideramos que son los principales pros y contras del CMS más popular actualmente: Wordpress.

Mano cogiendo el logo de WordPress

Puntos a favor de Wordpress

  • Es programario libre. Cosa que quiere decir que no es necesario pagar licencia para el programario.
  • Simplicidad. Wordpress es muy sencillo de utilizar. La formación para aprender a utilizarlo es realmente corta, en cuestión de una hora una persona habituada en el programario de oficina puede comprender su funcionamiento.

  • Popularidad. El hecho de que sea muy popular hace que al final quizá no sea necesario formar a nadie porque quien haya de actualizar los contenidos ya lo conozca. Esto acostumbra a pasar entre community managers y periodistas.

  • Time to market inicial. Rápidamente se puede crear un sitio web básico con algunas páginas, un blog y con la utilización de plugins con las funcionalidades más populares. Incluso, y de hecho es lo más recomendable, utilizando temas específicos se puede ahorrar el diseño del blog, solamente es cuestión de elegir el diseño que guste más.

  • Plugins. Hay muchos plugins (extensiones), gratuitos y de pago, con las funcionalidades más populares y hasta con funcionalidades bastante avanzadas. Los plugins los podemos incorporar a nuestro sitio web sin ningún coste de desarrollo y, ocasionalmente, alguna configuración. Hasta hay plugins de SEO que ayudan de forma sencilla a que el sitio web se indexe mejor.

Puntos en contra de Wordpress

  • Poca diferenciación. Al final todos los sitios web Wordpress tienen una estructura similar, por lo tanto, aunque se personalice el diseño es difícil diferenciarse. El sitio web será igual que muchos otros. Esto puede ser un problema, o no, dependiendo de las necesidades del cliente.

  • Es necesario actualizarlo regularmente. Para obtener las correcciones y nuevas funcionalidades y solventar las vulnerabilidades descubiertas, hay que actualizar Wordpress a menudo. Esta acción, teóricamente trivial, se puede convertir en una auténtica pesadilla cuando la nueva versión rompe el tema que se tenía instalado. O bien cuando las versiones de los plugins que tan gratuitamente se instalaron de un desarrollador o empresa que un día hizo el plugin porque tenía una necesidad concreta, pero que ya no ha continuado manteniendo, dejan de ser compatibles.

  • Igualmente hay que mantener las customizaciones. Igual que ocurre con los plugins, si hay partes del sitio web customizables, cada vez que se haga un update del Wordpress se corre el riesgo de que se rompa alguna de las customizaciones y sea necesario rehacerla.

  • SEO base malo. Por defecto, Wordpress no es especialmente adecuado para tener un site bien indexado. Será necesario encontrar un buen plugin para hacerlo.

  • Copyright. Si se utiliza un template, pueden surgir problemas de copyright si se consigue un sitio web de mucho éxito. Os podéis informar más sobre el tema en la siguiente página.

  • Es programario libre. El hecho de que sea programario libre es una espada de doble filo. En lo referente a los contras, el hecho de que todo el mundo pueda ver cómo está hecho facilita que los hackers puedan encontrar agujeros de seguridad.

  • Popularidad. El hecho de que sea popular también es una espada de doble filo ya que se han encontrado plugins con código malintencionado. Por ejemplo, un complemento de boletines que enviaba la lista de correo completa del sitio web al creador del plugin.

  • Baja calidad de los plugins. Hay que ir con cuidado a la hora de seleccionar los plugins que se instalan ya que hay muchos que tienen una muy mala calidad y que harán que el sitio web pase a funcionar mucho más lento, o bien que generen errores en el sitio que no tienen nada que ver con el plugin instalado.

  • Seguridad. Wordpress tiene muchas vulnerabilidades, y sus plugins también.

  • Es fácil acabar con un sitio Wordpress de baja calidad. El hecho de que tenga una curva de aprendizaje inicial tan sencilla hace que haya muchos profesionales de Wordpress, pero pocos realmente buenos. Cuando es necesario aplicar cambios, ajustes y actualizaciones, al final lo mejor es tratar con un profesional con experiencia que acabará teniendo unas tarifas iguales a un desarrollador a medida.

  • Comparando con un CMS hecho a medida (con un poco de cordura) es mucho más complicado de utilizar, aunque continúe siendo un entorno familiar para muchos redactores y/o communities. El CMS de WP muestra muchos campos y opciones que no son necesarias para las tareas de un redactor, provocando distracción y confusión. Y si el site es multiidioma, todavía será más difícil de utilizar.

  • Su arquitectura genérica hace que haya que validar muchas cosas dinámicamente, de manera que da problemas de sobrecarga antes que los sistemas hechos a medida. La forma de solucionarlo es con plugins de caching, es decir, plugins que generan movimiento caché para las páginas que se muestran. También se vuelve más lento cuantos más plugins tiene ya que a cada petición todos los plugins ejecutan código para mirar si han de hacer alguna acción o no.

  • Es más complicado desarrollar customizaciones en un Wordpress que en una aplicación a medida ya que es necesario basarse en su estructura y arquitectura.

  • Falta de control y futuro incierto. Wordpress evoluciona el programa de la manera que cree conveniente. Eso quiere decir que cualquier día pueden quitar una funcionalidad considerada muy valiosa o bien añadir una obligatoria que no se quiere sin que se pueda hacer nada para evitarlo.

Conclusiones

Tal y como parece que los pros y los contras reiteran, la idea principal que queda es que si se quiere un sitio web que no tenga que evolucionar en cuanto a funcionalidades y lo único que se quiere es poder añadir contenidos, Wordpress puede ser una buena opción.

Por otra parte, por poco que sea necesario customizarlo, lo mejor es tener el apoyo de expertos conocedores de Wordpress y su ecosistema de plugins.

Finalmente, si se está pensando en una aplicación más que en un sitio web, con funcionalidades particulares, y que evidentemente tendrá que evolucionar para adaptarse a las nuevas necesidades del mercado o para diferenciarse, Wordpress no es nada recomendable. Sin lugar a dudas, en este caso lo mejor es un desarrollo a medida llevado a cabo por un equipo de confianza.

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario, así como para la recogida de estadísticas de su uso. Al continuar navegando acepta su uso. Política de cookies Modificar su configuración
Cross cookies